Acceso Privado                Empresas Destacadas         ¿Como suscribirse?                        Guia de Proveedores para Ayuntamientos
   Portada            Noticias            Directorio            Boletines            Digitales                       Teléfono: 902 400 669    
 Publicidad
Blachere Iluminación
Ledalia
Meson El Perol
Animaciones Roperito
Rograsa
Eveng@lia
Ecologicos Tie
Goolzoom
Metacrilato Cordoba
Gaelica Solar
 Buscador de empresas:

 Empresa o Actividad: (Ej: Fontaneria)      Ubicación: (Ej: Málaga)
      
A) INTRODUCCIÓN: EL AYUNTAMIENTO

La organización constituye, tras el territorio y la población, el tercer elemento necesario del Municipio.

En este sentido, y al igual que ocurre con la Provincia, el Municipio necesita, para el desarrollo de sus actividades y el cumplimiento de sus fines, tener un conjunto de medios personales y administrativos al servicio de los intereses locales. Este conjunto de medios constituye la organización municipal.

El Municipio, como persona jurídico-pública territorial, sólo puede actuar en la sociedad a través de los órganos que ostentan su representación legal y que ejercen, en el término municipal, el gobierno, la administración, la dirección y la representación de los intereses peculiares de dicho territorio.

Establece la LBRL, siguiendo lo dispuesto en el art. 140-CE, que el gobierno y la administración municipal, salvo en aquellos Municipios que legalmente funcionen en régimen de Concejo Abierto, corresponden al Ayuntamiento, integrado por el Alcalde y los Concejales (art. 19-LBRL).

La organización municipal responde, según el art. 20-LBRL, a las siguientes reglas:

• El Alcalde, los Tenientes de Alcalde (órganos unipersonales) y el Pleno (órgano colegiado), existen en todos los Ayuntamientos.

• La Junta de Gobierno Local existe en todos los Ayuntamientos con población superior a cinco mil habitantes y, en los de menos, cuando así lo disponga su Reglamento Orgánico o así lo acuerde el Pleno de su Ayuntamiento.

• En estos mismos Municipios existirán Órganos de estudio, informe y consulta de la gestión municipal, salvo que la legislación autonómica prevea otras formas organizativas.

• La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones existe en los Municipios de Gran Población y en aquellos otros en que así lo acuerde el Pleno, por mayoría absoluta, o lo disponga su Reglamento Orgánico.

• La Comisión Especial de Cuentas existe en todos los Municipios.

• Las Leyes autonómicas y los Reglamentos Orgánicos de los Municipios pueden establecer otros órganos complementarios.

B) ÓRGANOS DE GOBIERNO MUNICIPAL

  a) CLASES DE ÓRGANOS

De conformidad con la normativa vigente, los Órganos de Gobierno Municipal pueden ser necesarios y complementarios, de acuerdo con el siguiente esquema:

• Órganos necesarios: el Alcalde, los Tenientes de Alcalde, el Pleno y la Comisión Especial de Cuentas.

• La Junta de Gobierno Local existe en los Municipios con población superior a cinco mil habitantes, y, en los de menos, cuando se disponga en el Reglamento Orgánico o lo acuerde el Ayuntamiento; en estos mismos Municipios existen Órganos de estudio, informe y consulta.

• La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones existe en los Municipios de Gran Población y en aquellos otros en que lo acuerde el Pleno, por mayoría absoluta, o lo prevea el Reglamento Orgánico.

• Son Órganos Complementarios aquellos creados por leyes autonómicas y, en su caso, los establecidos por el Reglamento Orgánico de los Municipios.

  b) EL ALCALDE

1.- CONCEPTO.

Podemos definir al Alcalde como el órgano unipersonal que representa al Municipio, preside la Corporación, dirige su gobierno y administración y representa al Ayuntamiento, con las facultades que le atribuyen las leyes y el resto del ordenamiento jurídico.

2.- LA ELECCIÓN DEL ALCALDE.

a') Elección.

La elección del Alcalde, conforme a la LOREG (art. 196), se efectúa, en la misma sesión constitutiva del Ayuntamiento, una vez celebradas las elecciones locales, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones.

• Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen sus correspondientes listas electorales en las elecciones locales.

• Si alguno de ellos obtiene mayoría absoluta de los votos de los Concejales es proclamado electo.

• Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría, será proclamado Alcalde aquel Concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente Municipio.

• En caso de empate, se resolverá por sorteo.

• En los Municipios entre 100 y 250 habitantes pueden ser candidatos todos los Concejales; si alguno obtiene la mayoría absoluta de los votos de los Concejales es proclamado electo; y, si ninguno la obtuviere, sería elegido Alcalde el Concejal que hubiera obtenido mayor número de votos populares.

b') Duración del cargo, moción de censura y cuestión de confianza.

Al igual que el resto de los miembros de la Corporación, el mandato del Alcalde será de cuatro años, contados desde la fecha de su elección (art. 194-LOREG).

Pueden ser destituidos de su cargo por moción de censura, adoptada por la mayoría absoluta del número total de Concejales.

La moción de censura debe ser suscrita, al menos, por la mayoría absoluta de los Concejales e incluir el nombre del candidato propuesto para Alcalde, con su aceptación expresa.

A estos efectos, todos los Concejales pueden ser candidatos. Ningún Concejal puede suscribir durante su mandato más de una moción de censura.

Por otra parte, el Alcalde puede plantear al Pleno una cuestión de confianza en relación con la aprobación o modificación de los presupuestos, el Reglamento orgánico, las ordenanzas fiscales y la aprobación final de los instrumentos de planeamiento general. Los acuerdos sobre estas cuestiones requieren el quórum de votación exigido por la LBRL. Presentada la cuestión de confianza y no habiendo obtenido los votos favorables necesarios, el Alcalde cesará automáticamente, procediéndose seguidamente a la elección del nuevo Alcalde (art. 197 bis-LOREG).

Cada Alcalde no puede plantear más de una cuestión de confianza cada año, contado desde el inicio de su mandato, ni más de dos durante la duración total del mismo. En el último año de mandato no se puede plantear la misma, ni tampoco durante la resolución de una moción de censura (art. 197 bis-LOREG).

c') Vacantes.

En caso de vacante se procederá en la forma indicada anteriormente para la primera elección, considerando que encabeza la lista en la que figuraba el Alcalde el siguiente de la misma, salvo su renuncia a la candidatura (art. 198-LOREG).

3.- ATRIBUCIONES.

El Alcalde preside la Corporación, constituye la máxima representación del Municipio, es el jefe ejecutivo municipal y ostenta las siguientes atribuciones, de acuerdo con los arts. 21-LBRL, 24-TRRL y 41-ROF:

• Representar al Ayuntamiento, y, por ello, presidir todos los actos públicos que se celebren en el término municipal, de acuerdo con la normativa correspondiente.

• Dirigir el gobierno y la administración municipal.

• Nombrar y cesar a los Tenientes de Alcalde y a los miembros de la Junta de Gobierno Local, cuando exista.

• Convocar y presidir las sesiones del Pleno, de la Junta de Gobierno Local y de cualesquiera otros órganos municipales cuando se establezca en normativa específica, así como decidir los empates con voto de calidad.

• Hacer cumplir las Ordenanzas y Reglamentos municipales, ordenar la publicación, y ejecutar y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.

• Dirigir, impulsar e inspeccionar las obras y servicios municipales.

• Exigir a todos los obligados el exacto y diligente cumplimiento de los servicios o cargas de carácter público, tales como estadísticas, padrones, censos, bagajes, alojamientos y prestaciones personales y de transportes.

• Dirigir la Policía urbana, rural, sanitaria, de subsistencia, de seguridad y circulación, publicando al efecto Bandos, Órdenes o Circulares de instrucciones.

• El otorgamiento de licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a la Junta de Gobierno Local.

• Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10% de los recursos ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los seis millones de euros; incluidos los de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere los límites señalados

• La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el Presupuesto.

• La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni los tres millones de euros, así como la enajenación del patrimonio que no supere los límites señalados en el supuesto de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto, y la de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre prevista en el Presupuesto.

• Suscribir escrituras, documentos y pólizas.

• Dictar bandos.

• Desempeñar la jefatura superior de todo el personal; y, en particular, las atribuciones siguientes:

• acordar el nombramiento y las sanciones del personal,

• acordar la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal laboral, dando cuenta al Pleno en la próxima sesión que se celebre (sin perjuicio de lo establecido en art. 99-1º y 3º-LBRL, sobre los Funcionarios de Habilitación Nacional).

• aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobada por el Pleno,

• aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para los

• concursos de provisión de puestos de trabajo,

• distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas ni periódicas.

• La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.

• En materia económica, le corresponde (de acuerdo con el TRLHL):

• el desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado;

• disponer de gastos dentro de los límites de su competencia,

- concertar operaciones de crédito, con exclusión de las previstas en el art. 177- 5º-TRLHL, siempre que estén previstas en el Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10% de sus recursos ordinarios,

• las operaciones de tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado no supere el 15% de los ingresos líquidos en el ejercicio anterior,

• ordenar pagos, y

• rendir cuentas.

• Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.

• Formar los proyectos de Presupuestos con la antelación necesaria para que puedan ser aprobados por el Ayuntamiento dentro del plazo establecido.

• Ejercitar las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las materias de su competencia, y, en caso de urgencia, en materias de competencia del Pleno, dando cuenta al mismo, en este caso, en la primera sesión que se celebre, para su ratificación.

• Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las Ordenanzas Municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.

• Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o infortunio público o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediata al Pleno.

• La convocatoria de las consultas populares municipales, en los términos del art. 71-LBRL.

• Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento urbanístico de desarrollo del planeamiento general, no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización.

• Las demás que expresamente le atribuyen las leyes y las que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas asigne al Municipio y no atribuyan a otros órganos municipales. Es la competencia residual del Alcalde, como señala claramente la STS de 26 de Junio de 1990.

4.- DELEGACIÓN DE ATRIBUCIONES (arts. 21-3º y 23-4º-LBRL y 43 a 45-ROF).

El Alcalde puede delegar el ejercicio de determinadas atribuciones en la Junta de Gobierno Local, en los miembros de la misma y, donde esta no exista, en los Tenientes de Alcalde, sin perjuicio de las delegaciones especiales que, para cometidos específicos, pueda realizar en favor de cualesquiera de los Concejales, aunque no pertenecieran a aquella Junta. Además, el Alcalde puede efectuar delegaciones especiales en cualquier Concejal para la dirección de asuntos de esas áreas.

De las competencias que legalmente tiene atribuidas el Alcalde, no son delegables las siguientes:

• Convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Junta de Gobierno Local.

• Dirigir el gobierno y la administración municipal.

• La concertación de operaciones de créditos.

• Dictar bandos.

• La aprobación de instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general, no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización; si bien puede delegarlas en la Junta de Gobierno Local.

• La jefatura superior del personal, la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal laboral.

• Ejercitar las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento, en materias de su competencia, y, en caso de urgencia, en materias de competencia del Pleno.

• Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o infortunios públicos, o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas, dando cuenta inmediata al Pleno.

  c) LOS TENIENTES DE ALCALDE

El nombramiento de los Tenientes de Alcalde corresponde al Alcalde (art. 21-2º- LBRL). Por otro lado, y según el artículo 23-3º-LBRL:

"Los Tenientes de Alcalde sustituyen, por orden de su nombramiento y en los casos de vacante, ausencia o enfermedad, al Alcalde, siendo libremente designados y removidos por éste de entre los miembros de la Junta de Gobierno Local y, donde ésta no exista, de entre los Concejales".

Los arts. 21 y 22-TRRL, completan lo anterior, estableciendo que: "Cuando el Alcalde se ausente del término municipal por más de veinticuatro horas sin haber conferido la delegación, o cuando por una causa imprevista le hubiere resultado imposible otorgarla, le sustituirá el Teniente de Alcalde a quien corresponda, quien deberá dar cuenta de ello al resto de la Corporación".

"En los Municipios con Junta de Gobierno Local, el número de Tenientes de Alcalde no podrá exceder del número de miembros de aquella. En aquellos otros en que no exista tal Junta, el número de Tenientes de Alcalde no podrá exceder del número legal de los miembros de la Corporación".

  d) EL PLENO MUNICIPAL.

1.- CONCEPTO.

Es el órgano colegiado fundamental para el gobierno y administración del Municipio, y está integrado por todos los Concejales y presidido por el Alcalde, que es elegido por ellos -o por los vecinos- (arts. 140-CE y 19 y 20-LBRL).

El número de Concejales depende de la población del Municipio, y son elegidos por sufragio igual universal, libre, directo y secreto, por el sistema proporcional (arts. 140-CE y 176 a 200- LOREG).

2.- ATRIBUCIONES.

El Pleno ostenta la potestad normativa, la función de control político y las decisiones más importantes. Las atribuciones del Pleno vienen reguladas en los arts. 22-LBRL, 23-TRRL y 50-ROF. Las principales funciones del Pleno son:

• Elegir y votar la moción de censura contra el alcalde, así como la cuestión de confianza, conforme a las reglas establecidas en la legislación electoral general.

• Controlar y fiscalizar los órganos de gobierno municipales.

• Aprobar el Reglamento Orgánico y las Ordenanzas.

• Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión del Municipio y de Entidades territoriales inferiores; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del Municipio y cambio de nombre de éste o de aquellas Entidades, y adopción o modificación de su bandera, enseña o escudo.

• Aprobar la plantilla del personal y la relación de los puestos de trabajo de la Entidad, así como determinar el número y régimen del personal eventual.

• La fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los funcionarios.

• La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio económico, exceda del 10% de los recursos ordinarios del Presupuesto, salvo las de Tesorería, que les corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15% de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior; todo ello de conformidad con el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales.

• La autorización o denegación de compatibilidad del personal al servicio de la entidad local para un segundo puesto o actividad en el sector público, así como la resolución motivada reconociendo la compatibilidad o declarando la incompatibilidad del citado personal para el ejercicio de actividades de la Entidad Local.

• La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los Presupuestos, la disposición de gastos en materia de su competencia y la aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales.

• La alteración de la calificación de los bienes de dominio público.

• La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10% de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 3 millones de euros, así como las enajenaciones patrimoniales en estos supuestos:

- Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor histórico o artístico y no estén previstas en el Presupuesto.

- Cuando, estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías indicados para las adquisiciones de bienes.

• La regulación del aprovechamiento de los bienes comunales y la cesión por cualquier título del aprovechamiento de estos bienes.

• El ejercicio de acciones administrativas y judiciales y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.

• La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.

• El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades Locales y otras Administraciones Públicas.

• La aceptación de la delegación de competencias realizada por otras Administraciones Públicas.

• La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los Planes y demás instrumentos de ordenación previstos en la legislación urbanística.

• La aprobación de la forma de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.

• Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10% de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 6 millones de euros, así como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a 4 años y los plurianuales de mayor duración cuando el importe acumulado de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso cuando supere la cantidad señalada.

• La aprobación de los proyectos de obras y servicios, cuando sea competente para su contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.

• Conceder medallas, emblemas, condecoraciones u otros distintivos honoríficos y conferir títulos de hijos predilectos u adoptivos o miembros honorarios de la Corporación.

• Aquellas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial, y las demás que expresamente le confieran las leyes.

El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Junta de Gobierno Local salvo las establecidas en los números 1, 2, 3, 4, 5, 6, 9, 10 a 18 y 22 (en su primera frase).

  e) LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL (arts. 23-LBRL y 52-53 -ROF)

La Ley de Medidas de Modernización del Gobierno Local, de 2003, ha dado este nuevo nombre a la desaparecida Comisión de Gobierno.

La Junta de Gobierno Local está integrada por el Alcalde, que la preside, y los Concejales nombrados libremente por él, como miembros de la misma; a quienes también cesa libremente. El número de miembros de la Junta de Gobierno Local no podrá exceder de un tercio del número legal de miembros de la Corporación.

La Junta de Gobierno Local es un órgano necesario en los Municipios con población superior a cinco mil habitantes; en los de menos de esa cifra, existirá cuando así lo determine su Reglamento Orgánico o así lo acuerde el Pleno del Ayuntamiento.

Es atribución propia e indelegable de la Junta de Gobierno Local la asistencia permanente al Alcalde en el ejercicio de sus funciones; por lo que la Junta será informada de todas las decisiones del Alcalde. Tendrá también aquellas atribuciones que le delegue el Alcalde u otro órgano municipal y las que le asignen las leyes.

  f) OTROS ÓRGANOS MUNICIPALES

1.- ÓRGANOS DE ESTUDIO, INFORME Y CONSULTA (art. 20-1º, c-LBRL).

Estos órganos existen en los Municipios de más de 5.000 habitantes y, en los de menos, cuando así lo dispongan su Reglamento Orgánico o lo acuerde el Pleno, si la legislación autonómica no preve otra forma organizativa.

Tienen por objeto el estudio, informe o consulta de los asuntos que han de ser sometidos a la decisión del Pleno, así como el seguimiento de la gestión del Alcalde, de la Junta de Gobierno Local y los Concejales que ostenten delegaciones, sin perjuicio de las competencias de control que corresponden al Pleno.

En su composición participan todos los grupos políticos integrantes de la Corporación, mediante la presencia de Concejales pertenecientes a los mismos en proporción al número de los mismos que tengan en el Pleno.

2.- COMISIÓN ESPECIAL DE SUGERENCIAS Y RECLAMACIONES (art. 20-1º, d-LBRL).

Esta Comisión existe en los Municipios de Gran Población y en aquellos en que así lo acuerde el Pleno, por mayoría absoluta del número legal de miembros, o así lo disponga el Reglamento Orgánico. Su función es supervisar la actividad de la Administración municipal para la defensa de los derechos de los vecinos ante la misma.

3.- COMISIÓN ESPECIAL DE CUENTAS (arts. 20-1º, e, y 116 -LBRL, 212-TRLHL y 127 -ROF).

Es de carácter obligatorio en todos los Municipios. Corresponde a esta Comisión el examen, estudio e informe de todas las cuentas, presupuestarias y extrapresupuestarias, que deba aprobar el Pleno de la Corporación; además, mediante previsión en el Reglamento Orgánico o acuerdo del Pleno, la misma puede actuar como Comisión permanente para asuntos de economía y hacienda de la Entidad. Su composición incluye a miembros de los distintos grupos políticos del Ayuntamiento.

4.- OTRA ORGANIZACIÓN MUNICIPAL.

Las Leyes de las Comunidades Autónomas sobre Régimen Local podrán establecer una organización municipal complementaria a la anterior. Por su parte, los Municipios, en los reglamentos orgánicos, podrán establecer y regular otros órganos complementarios, de acuerdo con lo establecido en la LBRL y en las leyes autonómicas sobre régimen local.

Por otro lado, deben tenerse en cuenta los órganos previstos para los Municipios que cuenten con gran población, cuyo régimen se analizará más adelante.

C) ESTATUTO DE LOS MIEMBROS DE LAS CORPORACIONES LOCALES

  a) ASPECTOS GENERALES

La LBRL utiliza la expresión "estatuto" para referirse a la regulación de los derechos y deberes de los miembros de las Corporaciones Locales en sus arts. 73 al 78; así como en los arts. 72 y 73-TRRL. El estatuto de los miembros de las Corporaciones Locales completa su regulación, además, con el Título I-ROF, arts. 6 a 34. Asimismo, debe tenerse en cuenta la LOREG, en especial sus arts. 176 a 178, en que se regulan las causas de inelegibilidad e incompatibilidad para ser Concejal; si bien, deben tenerse en cuenta, en general, los arts. 176 a 209.

No nos ofrece el derecho positivo español definiciones del concepto de Concejal. De forma simple, podemos definirlos como las personas físicas que, asumiendo el gobierno y representación del Municipio, administran sus bienes, desarrollan la gestión general o la mejora de los servicios públicos y llevan a cabo las funciones previstas en las leyes; además, tienen carácter democrático, al ser elegidos por sufragio universal, libre, directo y secreto.

Los Concejales tienen las siguientes notas características:

• Son miembros del Ayuntamiento,
• Desempeñan una función pública de ámbito local,
• Tienen a su cargo el gobierno y la administración del Municipio,
• Salvo funciones delegadas, desempeñan habitualmente su misión de forma
• colegiada,
• Accede a su función por elección directa y democrática.

  b) NÚMERO DE CONCEJALES A DESIGNAR Y ELECCIÓN

1.- NÚMERO DE CONCEJALES

El artículo 179-LOREG delimita el número de Concejales a elegir en los Municipios españoles según sus habitantes:

españoles según sus habitantes: "Cada término municipal constituye una circunscripción en la que se elige el número de Concejales que resulte de la aplicación de la siguiente escala:

• Hasta 250 residentes

5

• De 251 a 1.000 7
• De 1.001 a 2.000 9
• De 2.001 a 5.000 11
• De 5.001 a 10.000 13
• De 10.001 a 20.000 17
• De 20.001 a 50.000 21
• De 50.001 a 100.000 25

• De 100.001 residentes en adelante, un Concejal más por cada 100.000 residentes o fracción, añadiéndose uno más cuando el resultado sea un número par".





Esta escala no se aplica a los Municipios que, de acuerdo con la legislación local, funcionan en régimen de Concejo Abierto; en los cuales, los electores eligen directamente al Alcalde por el sistema mayoritario.

2.- ELECCIÓN DE CONCEJALES.

Los Concejales son elegidos por los vecinos del Municipio mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, según las reglas del sistema de representación proporcional con listas cerradas y bloqueadas presentadas por los partidos políticos y agrupaciones de electores.

Para la elección de Concejales, cada término municipal constituye una circunscripción, en la que elegirá el número de Concejales que corresponde, según el Censo de residentes en el término municipal, conforme a la escala expuesta anteriormente.

Las listas que en cada caso concurran a la elección, deberán contener tantos nombres de candidatos cuantos sean el número de Concejales a elegir.

Podrán proponer candidaturas: los partidos políticos y federaciones, las coaliciones, con fines electorales, de partidos y federaciones, las agrupaciones de electores de cada Municipio, que estén incluidos en el Censo, con un número variable de firmas, según los habitantes del mismo.

  c) CAUSAS DE INELEGIBILIDAD E INCOMPATIBILIDAD.

La legislación electoral general determina y regula las causas de inelegibilidad e incompatibilidad para adquirir la condición de Concejal (arts. 176 a 178).

Las causas de inelegibilidad son las generales previstas en el art. 6-LOREG, a las que se añade la de ser deudor directo o subsidiario de la correspondiente Corporación Local contra quienes se haya expedido mandamiento de apremio por resolución judicial. Estas causas lo son, también de incompatibilidad.

Son incompatibles para acceder a la condición de Concejal:

• Los Abogados o Procuradores que dirijan o representen a partes en procedimientos judiciales o administrativos contra la Corporación.

• Los directores de los Servicios, los funcionarios y otro personal en activo al servicio del respectivo Ayuntamiento y de las entidades y establecimientos dependientes del mismo.

• Los contratistas o subcontratistas de contratos financiados total o parcialmente por la Corporación Municipal o por establecimientos dependientes de la misma.

Cuando se produzca una situación de incompatibilidad, los afectados deberán optar entre la renuncia a la condición de Concejal o el abandono de la situación que da origen a la incompatibilidad.

  d) DURACIÓN DEL MANDATO

El art.194-LOREG establece que el mandato de los miembros de los Ayuntamientos es de cuatro años, contados a partir de la fecha de su elección. No obstante, y al objeto de que no se produzcan vacíos de poder, las Corporaciones cesantes continuarán en funciones hasta la constitución de las nuevas, pero solamente para la administración o gestión de asuntos ordinarios; en ningún caso podrán adoptar acuerdos para los que legalmente se requiera una mayoría cualificada.

  e) ADQUISICIÓN DE LA CONDICIÓN DE CONCEJALES

Las elecciones locales tienen por objeto y como finalidad elegir a aquellas personas que, durante el período máximo del mandato, deben gobernar y dirigir, desde el ejercicio del gobierno o desde la oposición, el futuro de la Corporación municipal correspondiente.

La persona proclamada Concejal por la junta Electoral tiene como primer derecho el de tomar posesión del cargo en la misma sesión constitutiva del Ayuntamiento, para lo que deberá presentar su credencial en la Secretaría General del Ayuntamiento (arts. 195-LOREG y 7-ROF).

  f) DERECHOS Y DEBERES DE LOS CONCEJALES

1.- DERECHOS DE LOS CONCEJALES EN EL EJERCICIO DE SU CARGO.

a’) Derecho a recibir honores y distinciones.

El artículo 73-2º-LRBRL establece que los miembros de las Corporaciones Locales, una vez que han tomado posesión de sus cargos, gozarán de las prerrogativas, distinciones y honores propios del mismo.

b’) Derecho a asistir a las sesiones del Pleno y de otros órganos, y a obtener la información necesario para realizar su función.

Este derecho, a su vez, engloba los siguientes:

• Derecho a ser convocado (art. 80-ROF).
• Derecho a conocer el Orden del Día (art. 80-ROF).
• Derecho a disponer de expedientes y documentos (arts. 14 y 16-ROF).
• Derecho a ocupar escaño en la Sala de Sesiones (art. 89-ROF).
• Derecho a solicitar la declaración de urgencia (art. 82-3º-ROF).
• Derecho a solicitar que un asunto quede sobre la mesa o sea retirado (art. 92-ROF).
• Derecho a intervenir en los debates (art. 91-ROF).
• Derecho a censurar al Alcalde (arts. 106 a 108-ROF y LOREG)

c’) Derecho al mantenimiento del puesto de trabajo

Supone cesar en el puesto de trabajo de origen con reserva del mismo. La dedicación al trabajo propia de la función de Concejal, en la mayoría de los casos, entraña coincidencia con el horario laboral de la empresa privada o Administración Pública en que el Concejal trabaje habitualmente. Para esos casos, el art. 74-LBRL establece que:

"Los miembros de las Corporaciones Locales quedan en situación de servicios especiales en los siguientes supuestos:

- Cuando sean funcionarios de la propia Corporación para la que han sido elegidos.

- Cuando sean funcionarios de carrera de otras Administraciones Públicas y desempeñen en la Corporación para la que han sido elegidos un cargo retribuido y de dedicación exclusiva.

En ambos supuestos, las Corporaciones afectadas abonarán las cotizaciones de las mutualidades obligatorias correspondientes para aquellos funcionarios que dejen de prestar el servicio que motivaba su pertenencia a ellas, extendiéndose a las cuotas de clases pasivas.

Para el personal laboral rigen idénticas reglas, de acuerdo con lo previsto en su legislación específica.

Los miembros de las Corporaciones Locales que no tengan dedicación exclusiva en dicha condición tendrán garantizada, durante el período de su mandato, la permanencia en el centro o centros de trabajo públicos o privados en los que estuvieran prestando servicios en el momento de la elección, sin que puedan ser trasladados u obligados a concursar a otras plazas vacantes en distintos lugares".

En todo caso, la situación de servicios especiales garantiza a los funcionarios el mantenimiento del puesto de trabajo y destino que ocuparan.

Aquellos concejales que prestan su función con dedicación exclusiva tienen la consideración de "trabajadores", por lo que perciben sueldo o retribución periódica y han de ser dados de alta en el régimen general la Seguridad Social, asumiendo la Corporación el pago de sus cuotas.

d’) Derechos económicos.

De acuerdo con lo establecido en el art. 75-LBRL, los miembros de las Corporaciones Locales percibirán retribuciones por el ejercicio de sus cargos cuando los desempeñen con dedicación exclusiva, en cuyo caso serán dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social, asumiendo las Corporaciones el pago de las cuotas empresariales que corresponda.

En el supuesto de tales retribuciones, su percepción será incompatible con la de otras retribuciones con cargo a los Presupuestos de las Administraciones Públicas y de los Entes, Organismos y Empresas de ellas dependientes, así como para el desarrollo de otras actividades, de acuerdo con la legislación sobre incompatibilidades aplicable.

Los miembros de las Corporaciones Locales que desempeñen sus cargos con dedicación parcial por realizar funciones de presidencia, vicepresidencia u ostentar delegaciones, o desarrollar responsabilidades que así lo requieran, percibirán retribuciones por el tiempo de dedicación efectiva a las mismas, en cuyo caso serán igualmente dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social, asumiendo las Corporaciones las cuotas empresariales que corresponda. Dichas retribuciones no podrán superar los límites fijados en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Los acuerdos plenarios que determinen los cargos que lleven aparejada la dedicación parcial y sus retribuciones, deben contener el régimen de la dedicación mínima necesaria.

Los miembros de las Corporaciones que pertenezcan a las Administraciones Públicas y a sus Organismos, Empresas o Entes dependientes sólo podrán percibir retribuciones por su dedicación a tiempo parcial a sus funciones fuera de su jornada en sus centros de trabajo, en los términos previstos en la legislación sobre incompatibilidades.

Sólo los miembros de la Corporación que no tengan dedicación exclusiva ni dedicación parcial percibirán asistencias por la concurrencia efectiva a las sesiones de los órganos colegiados de que formen parte, en la cuantía señalada el Pleno de la misma.

Los miembros de las Corporaciones Locales tendrán derecho a recibir indemnizaciones por los gastos ocasionados por el ejercicio del cargo, según las normas de aplicación general en las Administraciones Públicas y las que, en su desarrollo, apruebe el Pleno corporativo.

Las Corporaciones locales consignarán en sus presupuestos las retribuciones, indemnizaciones y asistencias señaladas anteriormente, dentro de los límites que con carácter general se establezcan, en su caso. Deberán publicarse íntegramente en el Boletín Oficial de la Provincia y fijarse en el tablón de anuncios de la Corporación los acuerdos plenarios referentes a retribuciones de los cargos con dedicación exclusiva y parcial y régimen de dedicación de éstos últimos, indemnizaciones y asistencias, así como los acuerdos del Presidente de la Corporación determinando los miembros de la misma que realizarán sus funciones en régimen de dedicación exclusiva o parcial.


e’) Derecho a disponer, en la Casa Consistorial, de un buzón para la correspondencia oficial interior y la de procedencia externa.

2.- DEBERES DE LOS CONCEJALES EN EL EJERCICIO DE SU CARGO.

a’) Deber de declarar sus bienes y actividades privadas.

Todos los miembros de las Corporaciones locales están obligados a formular, antes de la toma de posesión y cuando se produzcan variaciones a lo largo del mandato, declaración de sus bienes y de las actuaciones privadas que les proporcionen o puedan proporcionar ingresos económicos o afecten al ámbito de sus competencias. Tales declaraciones deben inscribirse en el Registro de Intereses constituido en cada Corporación local.

En el supuesto de que éstos (o sus familiares, socios, empleados u otras personas con las que mantuvieran relaciones económicas o profesionales) se consideren amenazados, podrán realizar estas declaraciones ante el Secretario de la Diputación Provincial o, en su caso, ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma; inscribiéndose en el Registro que se creará expresamente en los mismos.

b’) Deber de asistencia al Pleno y a otros Órganos locales.

Los miembros de las Corporaciones Locales estarán obligados a concurrir a todas las sesiones, salvo justa causa que lo impida, y que deberán comunicar con la antelación necesaria al Presidente de la Corporación. En este sentido, los Presidentes de las mismas podrán sancionar con multas a sus miembros por falta no justificada de asistencia las sesiones o por incumplimiento reiterado de sus obligaciones.

c’) Deber de comunicar las ausencias al Alcalde.

Las ausencias del termino municipal que excedan de ocho días deberán ser puestas en conocimiento del Alcalde-Presidente, por escrito, personalmente o a través del portavoz del grupo político, concretando las duración posible de las misma.

La razón de este deber de los ediles radica en necesidad de que el Alcalde sepa, en todo momento, el número de Concejales presentes a los efectos de la planificación de las convocatorias a sesiones u otras actuaciones.

d’) Deber de guardar sigilo.

Los miembros de la Corporación tienen el deber de guardar reserva en relación con las informaciones que se les faciliten para hacer posible el desarrollo de su función; singularmente de las que han de servir de antecedente para decisiones que aún se encuentren pendientes de adopción, así como para evitar la reproducción de la documentación que pueda serles facilitada, en original o copia, para su estudio.

  g) PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE CONCEJAL.

Las causas legales que originan la pérdida de la condición de Concejal son las siguientes (art. 9-ROF):


• Por decisión judicial firme, que anule la elección o proclamación.

• Por fallecimiento o incapacitación declarada por decisión judicial firme.

• Por extinción del mandato, al expirar su plazo, sin perjuicio de que continúe en sus funciones solamente para la administración ordinaria hasta la toma de posesión de los nuevos Concejales.

• Por renuncia, que deberá hacerse efectiva por escrito ante el Pleno de la Corporación.

• Por incompatibilidad, en los supuestos y condiciones establecidos en la legislación electoral general.

• Por pérdida de la nacionalidad española. No obstante, esta causa no debe considerarse aplicable, actualmente, en relación con los ciudadanos de la Unión Europea (en este sentido, véase la Ley Orgánica 1/1997, de 30 de Mayo, BOE del 31, de modificación de la LOREG, y los Tratados Europeos, en general).

  h) RESPONSABILIDAD

Los Concejales pueden incurrir, en el ejercicio de sus funciones, en una serie de responsabilidades que pueden ser de naturaleza civil, administrativa, penal, contable o, lógicamente, política.

Los arts. 78-LBRL y 22-ROF regulan las citadas responsabilidades de la siguiente forma:

• Los miembros de las Corporaciones Locales están sujetos a responsabilidad civil y penal por los actos y omisiones realizados en el ejercicio de su cargo. Las responsabilidades se exigirán ante los Tribunales de Justicia competentes, según el procedimiento aplicable.

• Son responsables de los acuerdos de las Corporaciones Locales los miembros de las mismas que los hubiesen votado favorablemente.

• Las Corporaciones Locales podrán exigir la responsabilidad de sus miembros cuando, por dolo o culpa grave, hayan causado daños y perjuicios a la Corporación o a terceros, si éstos hubiesen sido indemnizados por aquella.

El incumplimiento reiterado de sus obligaciones puede ser sancionado con multas por el Presidente corporativo respectivo.

D) FUNCIONAMIENTO DE LOS AYUNTAMIENTOS 

  a) CONSIDERACIONES GENERALES

La regulación del funcionamiento de las Corporaciones locales está contemplada, con carácter general, en los arts. 46 a 54–LBRL, 46 a 60–TRRL y 77 a 139-ROF.

Asimismo, las Corporaciones Locales pueden aprobar su Reglamento Orgánico, en el que pueden regular todos los aspectos de su funcionamiento que se estimen convenientes, de acuerdo con la legislación básica estatal y autonómica aplicable.

1.- CONCEPTO.

Se puede definir el régimen de las sesiones como un procedimiento que tiene por objeto la formación y declaración de la voluntad o el parecer del órgano colegiado, por el conjunto de sus miembros. En sesiones funcionan y adoptan sus acuerdos los órganos colegiados locales. Las actuaciones vulnerando estas reglas son nulas (art. 62 -LRJ-PAL).

2.- CLASES DE SESIONES.

La clasificación, según sea el órgano colegiado local que celebre la sesión, es la siguiente:

• Del Pleno (Ayuntamiento o Diputación Provincial, Cabildos y Consejos Insulares).
• De la Junta de Gobierno Local en los Ayuntamientos o de la Junta de Gobierno en las Diputaciones Provinciales.
• Del Concejo Abierto (Asamblea Vecinal).
• De los órganos de gobierno de las Áreas Metropolitanas.
• De los órganos de gobierno de las Mancomunidades.
• De los órganos de gobierno de las Comunidades de Villa y Tierra, Socios, etc.
• De las Comisiones de Sugerencias y Reclamaciones, de Cuentas y otros órganos de estudio, informe y consulta.
• De otros órganos municipales existentes, según la normativa vigente.

Desarrollaremos, a continuación, el régimen de las sesiones que pueden considerarse más importantes: las del Pleno del Ayuntamiento, de la Junta de Gobierno Local y de las Comisiones Municipales.

  b) SESIONES DEL PLENO MUNICIPAL.

1.- SESIÓN DE CONSTITUCIÓN.

Por previsión expresa de la legislación electoral general, y sin necesidad de más convocatoria que la emanada de la propia Ley, "las Corporaciones Municipales se constituyen en sesión pública el vigésimo día posterior a la celebración de las elecciones, salvo que se hubiese presentado recurso contencioso-electoral contra la proclamación de los Concejales electos, en cuyo supuesto se constituyen el cuadragésimo día posterior a las elecciones" (Art. 195-LOREG).

La propia Ley Orgánica Electoral General determina los requisitos de esta sesión especial de constitución del Pleno, en la que se inicia realmente el mandato de los Concejales: formación de una Mesa de Edad, comprobación de credenciales y necesidad de un quórum de constitución de mayoría absoluta; en caso contrario, la sesión se celebrará dos días después, quedando constituida la Corporación cualquiera que fuere el número de Concejales presentes.

2.- CLASES DE SESIONES POR SU PERIODICIDAD.

a’) Ordinarias.

Se consideran sesiones ordinarias aquellas cuya periodicidad está preestablecida. Dicha periodicidad será fijada por acuerdo del propio Pleno, adoptado en sesión extraordinaria, que habrá de convocar el Alcalde o Presidente dentro de los treinta días siguientes al de la sesión constitutiva de la Corporación, y no podrá exceder del límite trimestral previsto en el art. 46-LBRL.

La negativa del Alcalde o Presidente a celebrar sesión ordinaria en la fecha prefijada lesiona el derecho fundamental de participación en los asuntos públicos recogido en el art. 23-CE. Así, la STS de 9 de Junio de 1988, ha señalado lo siguiente:

"En virtud de lo dispuesto en el artículo 23 de la Constitución, los Concejales tienen el derecho a ejercitar las facultades que a su cargo corresponde y, entre ellas, la de intervenir en las sesiones plenarias proponiendo, discutiendo y votando acuerdos, por lo que la negativa, expresa o tácita, a convocar sesión plenaria impide a los Concejales el ejercicio de ese derecho fundamental.

sesión ordinaria del Pleno Municipal constituye un obstáculo al derecho que los ciudadanos tienen, en este caso por medio de sus representantes legítimamente elegidos, a participar en los asuntos públicos, pues no existe obstáculo mayor que negar a unos Concejales, bajo la aparente justificación de no tener ultimados o plenamente estudiados los asuntos a tratar, la posibilidad de promover la actuación de los órganos a través de cuyas decisiones se desenvuelve la vida municipal, máxime si como en el presente caso acontece, hay establecida una periodicidad fija y determinada para las sesiones ordinarias (una cada tres meses a celebrar el segundo viernes hábil de los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre, y si es inhábil el día siguiente que no sea sábado ni víspera de fiesta) acordada previamente, por lo que la sentencia apelada, al estimar que la no convocatoria ordinaria del pleno del Ayuntamiento en la fecha prevista conculca el derecho fundamental contenido en el artículo 23 de la Constitución ha de reputarse acertada".

Las sesiones plenarias ordinarias deben celebrarse al menos una vez al mes en Municipios de más de 20.000 habitantes, una vez cada dos meses en los de población entre 5.001 y 20.000 habitantes, y una vez cada tres meses en los Municipios de hasta 5.000 habitantes.

b’) Extraordinarias.

Se consideran sesiones extraordinarias del Pleno aquellas que convoque el Alcalde o Presidente con tal carácter, por iniciativa propia o a solicitud de la cuarta parte, al menos, del número legal de miembros de la Corporación, sin que ningún Concejal pueda solicitar más de tres anualmente. En este último caso, la celebración del Pleno no podrá demorarse por más de 15 días hábiles desde que fuera solicitada, no siendo posible incorporar al orden del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario más asuntos si no lo autorizan expresamente los solicitantes de la convocatoria.

Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de Concejales señalado y en el plazo referido, quedará automáticamente convocado para el décimo día hábil siguiente al de la finalización de dicho plazo, a las 12 horas, lo que será notificado por el Secretario de la corporación a todos los miembros de la misma al día siguiente al de la finalización del plazo citado. En ausencia del Presidente o de su sustituto legal, el Pleno quedará válidamente constituido si asiste un tercio del número legal de los miembros del mismo, que nunca podrá ser inferior a tres (manteniéndose en toda la sesión, y siempre con la asistencia del Presidente y del Secretario, o de sus sustitutos legales), presidiéndolo el miembro de la Corporación de mayor edad de los presentes.

c’) Extraordinarias urgentes.

Son sesiones extraordinarias urgentes las convocadas por el Alcalde o Presidente cuando la urgencia del asunto o asuntos a tratar no permite convocar sesión extraordinaria con la antelación mínima de dos días hábiles exigida por la legislación local.

En este caso, deberá incluirse como primer punto del orden del día el pronunciamiento del Pleno sobre la urgencia; que, si no resulta apreciada por el Pleno, provocará que se levante la sesión acto seguido.

3.- CLASES DE SESIONES POR SU PUBLICIDAD.

a’) Sesiones plenarias públicas.

En general, las sesiones del Pleno Municipal son públicas. Incluso pueden instalarse sistemas de megafonía o circuitos cerrados de televisión para la mayor difusión de la sesión municipal en todo el Municipio.

Asimismo, el Presidente de la Corporación, terminada la sesión, puede establecer un turno de ruegos y preguntas del público asistente sobre temas concretos de la gestión municipal, siendo posible, incluso, autorizar la intervención de representantes de asociaciones vecinales en defensa de algún punto del orden del día que les afecte especialmente.

b’) Sesiones plenarias secretas.

No obstante lo anterior, el art. 70-LBRL establece que podrá ser secreto el debate y la votación de aquellos asuntos que pueden afectar a los derechos fundamentales reconocidos en el art. 18-1-CE (derecho al honor, derecho a la intimidad personal y familiar y derecho a la propia imagen), cuando así se acuerde por mayoría absoluta.

  c) REQUISITOS PREVIOS A LA CELEBRACIÓN DE LAS SESIONES DEL PLENO MUNICIPAL.

1.- CONVOCATORIA.

Corresponde al Alcalde convocar todas las sesiones del Pleno. La convocatoria de las sesiones extraordinarias deberá ser motivada.

La convocatoria, el orden del día y los borradores de las actas de sesiones anteriores, deberán ser notificados a los Concejales, en su domicilio, salvo que otra cosa esté establecida.

Entre la convocatoria y la celebración de la sesión no podrán transcurrir menos de dos días hábiles, salvo en el caso de las sesiones extraordinarias urgentes, que serán convocadas, al menos, con el tiempo necesario para que puedan ser notificados los miembros de la Corporación y acudir al lugar de celebración.

2.- ORDEN DEL DÍA.

El orden del día de la sesión será fijado por el Alcalde, asistido por el Secretario municipal, y sólo podrán incluirse en él los asuntos que hubieran sido previamente dictaminados, informados o sometidos a consulta del Órgano de estudio o informe correspondiente, salvo razones de urgencia; ratificando el Pleno tan inclusión. En el orden del día de las sesiones ordinarias se incluirá siempre el punto de "ruegos y preguntas".

Serán nulos los acuerdos adoptados en sesiones extraordinarias no incluidos en el orden del día, así como los no incluidos que se adopten en sesiones ordinarias, salvo especial y previa declaración de urgencia, hecha por el Pleno.

En todo caso, la determinación del orden del día constituye una declaración de voluntad por parte del Alcalde-Presidente que establece el contenido material de la sesión a celebrar, mediante su exteriorización documental en la que han de quedar claramente determinados los asuntos sobre los que, en su caso, el órgano colegiado ha de adoptar acuerdos.

La finalidad del orden del día es dar a conocer a los miembros de la Corporación, con suficiente detalle y tiempo, los asuntos que van a ser tratados, para disponer de mayor información sobre cada tema antes de que se celebre la sesión, facilitando, así, la adopción de decisiones.

La documentación íntegra de los asuntos incluidos en el orden del día, que servirá de base al debate y, en su caso, votación, deberá figurar a disposición de los miembros de la Corporación desde el mismo día de la convocatoria, en la Secretaría de la misma; siendo posible que éstos la examinen y obtengan copias de documentos concretos.

3.- REQUISITOS DE CELEBRACIÓN DE LAS SESIONES.

a’) Lugar de celebración

Conforme establece el art. 49-TRRL, las sesiones se celebrarán en la Casa Consistorial que constituya la sede de la Corporación. En los casos de fuerza mayor, las sesiones podrán celebrarse en edificio habilitado al efecto. En este sentido, el art. 85-1º-ROF admite expresamente esta excepción, pero exige que se den los siguientes requisitos:

• que se trate de un supuesto de fuerza mayor;
• que se habilite otro edificio o local a través de la convocatoria o de una resolución del Alcalde o Presidente dictada previamente;
• que dicha habilitación se comunique a todos los miembros de la Corporación; y
• que esta circunstancia se haga constar en Acta.

En lugar preferente del salón de sesiones estará colocada la efigie de S. M. El Rey.

b’) Tiempo.

Toda sesión, sea ordinaria o extraordinaria, habrá de respetar el principio de unidad de acto, y se procurará que termine en el mismo día de su comienzo. Si éste terminare sin que se hubiesen debatido y resuelto todos los asuntos incluidos en el orden del día, el Presidente podrá levantar la sesión. En este caso, los asuntos no debatidos habrán de incluirse en el orden del día de la siguiente sesión.

Durante el transcurso de la sesión, el Presidente podrá acordar interrupciones a su prudente arbitrio, para permitir las deliberaciones de los grupos por separado sobre la cuestión debatida, o para descanso en los debates.

c’) Colocación en el salón de sesiones.

Los miembros de la Corporación tomarán asiento en el Salón de sesiones unidos a su grupo. El orden de colocación de los grupos se determinará por el Presidente, oídos los Portavoces, teniendo preferencia el grupo formado por los miembros de la lista que hubiera obtenido un mayor número de votos. En cualquier caso, la colocación de los miembros corporativos tenderá a facilitar la emisión y recuento de los votos.

d’) Quórum de válida constitución y celebración de sesiones.

Para la válida constitución del Pleno se requiere la asistencia de un tercio del número legal de miembros de la Corporación, que nunca podrá ser inferior a tres. Este quórum deberá mantenerse durante toda la sesión. En todo caso, se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario de la Corporación o de quienes legalmente les sustituyan.

Si en primera convocatoria no existiera el quórum necesario, según lo expuesto anteriormente, se entenderá convocada la sesión automáticamente a la misma hora, dos días después. Si tampoco entonces se alcanza el quórum necesario, la Presidencia dejará sin efecto la convocatoria posponiendo el estudio de los asuntos incluidos en el orden del día para la primera sesión que se celebre con posteridad, sea ordinaria o extraordinaria.

En relación con las posibles sanciones a imponer por las faltas no justificadas de asistencia, el artículo 78-4º-LBRL señala:

"Los Presidentes de las Corporaciones locales podrán sancionar con multa a los miembros de las mismas, por la falta no justificada de asistencia a las sesiones o incumplimiento reiterado de sus obligaciones en los términos que determine la ley de la Comunidad Autónoma y, supletoriamente, la del Estado".

4.- POLICÍA DE SESIONES.

El Alcalde, como Presidente de la Corporación, es el competente para dirigir las sesiones corporativas y, en función, de dicha atribución, podrá impedir la intervención del público, así como sus manifestaciones de agrado o desagrado, y expulsar, en casos graves, a los asistentes que, por cualquier causa, impidan el normal desarrollo de la sesión.

Estas facultades del Alcalde para mantener el buen desarrollo de las sesiones pueden ejercerse respecto a todos los miembros de la Corporación. Así, según el art. 95-ROF, el Alcalde o Presidente podrá llamar al orden a cualquier miembro de la Corporación que:

• Profiera palabras o vierta conceptos ofensivos al decoro de la Corporación, de sus miembros, de las Instituciones Públicas o de cualquier otra persona o entidad.

• Produzca interrupciones o, de cualquier otra forma, altere el orden de las sesiones.

• Pretenda hacer uso de la palabra sin que le haya sido concedida o una vez que le haya sido retirada.

Realizadas tres llamadas al orden en la misma sesión, con advertencia de las consecuencias de una tercera llamada, el Presidente podrá ordenarle que abandone el local en que se esté celebrando la reunión, adoptando las medidas que considere oportunas para hacer efectiva la expulsión.

  d) DESARROLLO DE LAS SESIONES

1.- APERTURA.

Corresponde al Alcalde-Presidente abrir la sesión, pero esta facultad queda limitada por la obligada existencia del quórum necesario para que la sesión quede válidamente constituida.

2.- APROBACIÓN DEL ACTA DE LA SESIÓN ANTERIOR.

Constituye la primera de las actuaciones de funcionamiento de los órganos colegiados, particularmente en el ámbito administrativo.

El ROF establece que "las sesiones comenzarán preguntando el Presidente si algún miembro de la Corporación tiene que formular alguna observación al acta de la sesión anterior que se hubiere distribuido con la convocatoria". Si no hubiera observaciones se considerará aprobada. Si las hubiera se debatirán y decidirán las rectificaciones que procedan". Asimismo, "en ningún caso podrá modificarse el fondo de los acuerdos adoptados y sólo cabrá subsanar los meros errores materiales o de hecho" (art. 91-ROF).

Al reseñar por el Secretario, en cada acta, la lectura y aprobación de la anterior se consignarán las observaciones y rectificaciones practicadas.

3.- DEBATES.

a’) Concepto.

El debate es aquella fase de la sesión plenaria municipal destinada a la formación o integración de la voluntad del órgano colegiado, con la participación de sus miembros mediante el uso de la palabra.

El debate concluye cuando existe una propuesta de acuerdo, bien consistente en un pronunciamiento sobre el asunto, bien en la retirada de dicho punto del orden del día o bien que dicho asunto quede sobre la mesa, aplazándose su discusión.

b’) Orden de los debates.

Todos los asuntos se debatirán y votarán en el orden en que estuvieran relacionados en el orden del día.

c’) Facultades del Alcalde para la alteración del orden de los temas de debate.

No obstante lo señalado, el Alcalde-Presidente puede alterar el orden de los temas a tratar, o retirar un asunto, cuando su aprobación exigiera una mayoría especial y esta no pudiera obtenerse en el momento previsto inicialmente en el orden del día.

d’) Procedimiento para el debate de asuntos no incluidos en el orden del día.

Se exige acuerdo del Pleno para la ampliación del orden del día y el debate y votación de asuntos no incluidos en el mismo, y que no tengan cabida en el punto de ruegos y preguntas.

e’) Intervenciones en los debates y formas que pueden revestir las intervenciones de los miembros de la Corporación.

La regulación de las intervenciones en los debates se detalla en el art. 94-ROF. La articulación de las citadas intervenciones se basa en la representatividad política que encarnan los miembros corporativos. En este sentido, si se promueve debate, las intervenciones serán ordenadas por el Alcalde o Presidente conforme a las siguientes reglas:

• Sólo podrá hacerse uso de la palabra previa autorización del Alcalde o Presidente.

• El debate se iniciará con una exposición y justificación de la propuesta, a cargo de algún miembro del Órgano de informe, estudio y consulta que la hubiera dictaminado o, en los demás casos, de alguno de los miembros de la Corporación que suscriban la proposición o moción, en nombre propio, del colectivo o del órgano municipal proponente de la misma.

• A continuación, los diversos grupos políticos representados en el Pleno municipal consumirán un primer turno de palabra. El Alcalde-Presidente velará para que todas las intervenciones tengan una duración igual.

• Quien se considere aludido por una intervención podrá solicitar del Alcalde- Presidente que se le conceda un turno por alusiones, que será breve y conciso.

• Si lo solicitara algún grupo, se procederá a un segundo turno de palabra. Consumido este, el Alcalde-Presidente puede dar por terminada la discusión, que finalizará con una intervención del ponente en la que brevemente ratificará o modificará la propuesta.

• No se admitirán otras interrupciones que las practicadas por el Presidente para llamar al orden o atención a la cuestión debatida.

Los miembros de la Corporación podrán, en cualquier momento del debate, pedir la palabra para plantear una cuestión de orden, invocando al efecto la norma cuya aplicación se reclama. El Presidente resolverá lo que proceda, sin que por este motivo se entable debate alguno.

También pueden intervenir los funcionarios responsables de Secretaría e Intervención, a requerimiento del Alcalde-Presidente, para asesorar técnicamente o aclarar conceptos.

Formas que pueden revestir las intervenciones de los miembros de la Corporación:

e’-1) Dictamen.

Es la propuesta que, sometida al Pleno tras el estudio del expediente por el Órgano de consulta e informe, contiene una parte expositiva y un acuerdo a adoptar.

e’-2) Proposición.

Es la propuesta que se somete al pleno relativa a un asunto incluido en el orden del día que acompaña a la convocatoria, en virtud de lo dispuesto en el art. 82-3º-ROF. Contendrá una parte expositiva o justificación y un acuerdo a adoptar. No procederá entrar a debatir ni votar una proposición sin que previamente se haya ratificado la inclusión del asunto en el orden del día.

e’-3) Moción.

Es la propuesta que se somete directamente a conocimiento del Pleno al amparo de lo previsto en el art. 91-4º-ROF, que podrá formularse por escrito u oralmente. También hace referencia a las propuestas de control sobre los demás órganos corporativos.

e’-4) Voto particular.

Es la propuesta de modificación de un dictamen formulada por un miembro de la Corporación que forma parte del Órgano de informe y consulta. Deberá acompañar al dictamen desde el día siguiente a su aprobación por la Comisión.

e’-5) Enmienda.

Es la propuesta de modificación de un dictamen o proposición. Se realiza mediante escrito presentado al Presidente antes de iniciarse la deliberación del asunto, por cualquier miembro de la Corporación.

e’-6) Ruego.

Es la formulación de una propuesta de actuación dirigida a alguno de los Órganos de gobierno municipal. Los ruegos formulados en el seno del Pleno podrán ser debatidos, pero en ningún caso sometidos a votación. Pueden plantear ruegos todos los miembros de la Corporación, o los grupos municipales a través de sus portavoces. Se efectuarán oralmente o por escrito y serán debatidos generalmente en la sesión siguiente, sin perjuicio de que lo pueden ser en la misma sesión que se formulen, si el Alcalde-Presidente lo estima conveniente.

e’-7) Pregunta.

Es la cuestión planteada a los Órganos de gobierno en el seno del Pleno. Pueden plantear preguntas todos los miembros de la Corporación o los grupos municipales a través de sus portavoces. Pueden ser contestadas en la misma sesión, aunque lo normal es que se contesten en la siguiente.

f’) Votaciones. Concepto y clases de votaciones.
Concepto:

El voto constituye la declaración de voluntad de cada uno de los miembros de la Corporación, mostrando su asentimiento, disentimiento o abstención, frente a la propuesta de acuerdo formulada por el Alcalde o Presidente, que debe plantear claramente sus términos. La votación no puede interrumpirse y nadie puede entrar o salir del Salón de Sesiones. De la votación, pues, surge el acuerdo. Ahora bien, para que la votación corporativa tenga la eficacia jurídica de la voluntad del Órgano se precisa una determinada mayoría.

   Clases de votaciones:


f’-1)
Por la mayoría exigida.

Las Corporaciones Locales adoptan sus acuerdos, como regla general, por mayoría simple; esto es, cuando los votos afirmativos son más que los negativos. Se entenderá que existe mayoría absoluta cuando los votos afirmativos suponen más de la mitad del número legal de miembros de la Corporación.

De acuerdo con el art. 47-LBRL, se reserva esta mayoría para adoptar los acuerdos más importantes de la Corporación: creación o supresión de Municipios o términos municipales; delimitación del término municipal; alteración del nombre y de la capitalidad; adopción de su bandera, escudo o enseña; reglamento orgánico; Mancomunidades; cesión de bienes comunales; alteración de bienes demaniales o comunales en su calificación jurídica; acuerdos urbanísticos y económico-financieros, entre otros.

f’-2) Por la forma de votación.
Las votaciones pueden ser:

Ordinarias. Aquellas que se manifiesten por signos convencionales de asentimiento, disentimiento o abstención. Es el sistema utilizado normalmente, salvo que el Pleno acuerde otro sistema.

Nominales. Aquellas que se realizan por llamamiento de los miembros de la Corporación por orden alfabético, siendo el Presidente el último en votar; y en la que los miembros de la Corporación, al ser llamados, responden en voz alta "si", "no" o "me abstengo".

Secretas. Las que se realizan por papeletas depositadas por los miembros corporativos en una urna o bolsa.

El voto de los Concejales es personal e indelegable, y puede emitirse, como sabemos, en sentido afirmativo o negativo, siendo posible, también, que los miembros de la Corporación abstengan de votar.

g') Control de los Órganos corporativos.

En los Plenos ordinarios la parte dedicada al control de los demás órganos de la Corporación deberá presentar sustantividad propia y diferenciada de la parte resolutiva, debiéndose garantizar de forma efectiva, en su funcionamiento y, en su caso, en su regulación, la participación de todos los grupos municipales en la formulación de ruegos, preguntas y mociones.

h') Terminación de las sesiones plenarias.
       h'-1) Ruegos y preguntas.

Es obligatorio incluir siempre en el orden del día el punto de ruegos y preguntas, cuyos aspectos prácticos ya se han descrito, con anterioridad, al hacer referencia a las intervenciones de los miembros de la Corporación en los debates.

    h’-2) Levantamiento de la sesión.

El levantamiento de la sesión, que es, como la apertura y la suspensión, facultad del Presidente, es el acto que pone fin a la misma.

   h’-3) Intervención posterior del público asistente.

Llegados al final y levantada la sesión plenaria, el Alcalde o Presidente puede establecer un turno de consultas con el público asistente, sobre temas concretos de interés municipal. Corresponderá, asimismo al Alcalde o Presidente ordenar y cerrar este turno final.

i’) De las actas de las Sesiones Plenarias.

De cada sesión, el Secretario extenderá acta en la que hará constar:

• Lugar de la reunión, con expresión del nombre del Municipio y local en donde se celebra.

• Día, mes y año.

• Hora en que comienza.

• Nombre y apellidos del Presidente, de los miembros de la Corporación presentes, de los ausentes que se hubiesen excusado y de los que falten sin excusa.

• Carácter ordinario o extraordinario de la sesión, y si se celebra en primera o en segunda convocatoria.

• Asistencia del Secretario, o de quien legalmente le sustituya, y presencia del funcionario responsable de la Intervención, cuando concurra.

• Votaciones que se verifiquen; y, en el caso de las nominales, el sentido en que cada miembro emita su voto; en las votaciones ordinarias se hará constar el número de votos afirmativos, de los negativos y de las abstenciones. Se hará constar nominalmente el sentido del voto cuando así lo pidan los interesados.

• Parte dispositiva de los acuerdos que se adopten.

• Hora en la que el Presidente levanta la sesión.

• De no celebrarse sesión por falta de asistentes, o por otro motivo, el Secretario suplirá el Acta con una diligencia autorizada con su firma, en la que se consignará la causa de la no celebración, el nombre de los concurrentes y el de los que pudieran haber excusado su asistencia.

El Acta, una vez aprobada, se transcribirá al Libro de Actas con las firmas autorizatorias del Alcalde y del Secretario.

e) FUNCIONAMIENTO DE LAS JUNTAS DE GOBIERNO LOCAL

1.- CONVOCATORIA Y PERIODICIDAD.

Corresponde al Alcalde fijar, mediante Decreto, el día y hora de la celebración. Se celebrará una sesión ordinaria cada quince días como mínimo, en defecto de previsión en el Reglamento Orgánico.

2.- CARACTERÍSTICAS.

Serán de aplicación las normas del Pleno, con las siguientes salvedades:

• El plazo entre la convocatoria y la celebración será como mínimo de 24 horas; salvo las sesiones extraordinarias y urgentes, en que ésta debe ser declarada previamente a conocer los asuntos.

• Las sesiones no serán públicas.

• Para la válida celebración de la misma se necesita la mayoría absoluta de sus miembros en primera convocatoria; en segunda, será suficiente la tercera parte de sus miembros.

• El Alcalde dirige los debates.

• Las actas de la sesión se transcribirán en un libro de actas distinto al correspondiente al Pleno.

  f) FUNCIONAMIENTO DE LOS ÓRGANOS DE ESTUDIO, INFORME Y CONSULTA DE ASUNTOS QUE DEBAN SER SOMETIDOS AL PLENO CORPORATIVO

Estos Órganos de estudio e informe celebrarán sesiones ordinarias con la periodicidad que acuerde el Pleno en el momento de constituirlas, en los días y horas que establezca el Alcalde o Presidente de la Corporación, o su respectivo Presidente; quienes podrán, asimismo, convocar sesiones extraordinarias o urgentes de los mismos.

El Alcalde o Presidente de la Corporación, o el Presidente del Órgano, estará obligado a convocar sesión extraordinaria cuando lo solicite la cuarta parte, al menos, de los miembros del mismo. En este caso, y por lo que respecta al orden del día, se aplicará lo dispuesto en el art. 81-ROF, sobre la formación del expediente de la sesión.

Las sesiones pueden celebrarse en la sede de la entidad respectiva o en otras dependencias de la misma.

Las convocatorias corresponden al Alcalde o Presidente del Órgano o al Presidente del Órgano y deberán ser notificadas a los miembros del mismo o, en su caso, a los grupos municipales con una antelación de dos días hábiles, salvo las urgentes. En todo caso, se acompañará a la misma el orden del día.

La celebración de sus sesiones requiere la presencia de la mayoría absoluta de sus componentes (titulares o suplente), en primera convocatoria y un mínimo de tres miembros en segunda convocatoria una hora más tarde.

El Presidente dirige y ordena los debates, siguiendo las reglas aplicables para los Plenos.

Los dictámenes se adoptan por mayoría simple de los presentes, decidiendo los empates el Presidente, con voto de calidad. Estos dictámenes pueden limitarse a mostrar su conformidad con la propuesta que le sea sometida o bien formular otra alternativa.

El Presidente puede requerir, en las sesiones, la presencia de personal o miembros de la Corporación a efectos informativos.

E) ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LOS MUNICIPIOS DE GRAN POBLACIÓN

  a) ÁMBITO DE APLICACIÓN

El novedoso régimen de organización y funcionamiento de los Municipios de Gran Población se regula en la Ley de Medidas para la Modernización del Gobierno Local, de 2003, mediante la modificación de la LBRL, introduciendo un nuevo Título X (arts. 121 a 138).

Estas nuevas normas se aplican a:

- Los Municipios con población superior a 250.000 habitantes.
- Las capitales de Provincia con población superior a 175.000 habitantes.
- Los Municipios que sean capitales de provincia, capitales autonómicas o sedes de las instituciones autonómicas.
- Los Municipios cuya población supere los 75.000 habitantes, que presenten circunstancias económicas, sociales, históricas o culturales especiales.

En los dos últimos supuestos, se exigirá que lo decidan las Asambleas Legislativas correspondientes a iniciativa de los respectivos Ayuntamientos.

Cuando un Municipio, según las cifras oficiales de población resultantes de la revisión del Padrón Municipal aprobadas por el Gobierno con referencia al 1 de Enero del año anterior al del inicio de cada mandato de su Ayuntamiento, alcance la población requerida para la aplicación de este régimen, la nueva Corporación dispondrá de un plazo máximo de 6 meses desde su constitución para adaptar su organización al mismo.

Los Municipios a los que resulte de aplicación este régimen continuarán rigiéndose por el mismo aun cuando su cifra oficial de población se reduzca por debajo del límite establecido.

Los Plenos de los Ayuntamientos a los que resulte de aplicación este nuevo régimen disponen de un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la Ley para aprobar las nuevas normas orgánicas de adaptación a la misma.

Las normas del Título X-LBRL prevalecerán respecto a las demás de igual o inferior rango en lo que se opongan, contradigan o resulten incompatibles.

  b) ORGANIZACIÓN DE LOS MUNICIPIOS DE GRAN POBLACIÓN. ASPECTOS GENERALES

El régimen de organización de estos Municipios se rige por el Título X (arts. 121 a 138)-LBRL; en lo no previsto por el mismo se aplica el régimen común contemplado en la misma Ley.

Como órganos necesarios de estos Municipios, el art. 20-LBRL preve: el Alcalde, los Tenientes de Alcalde, el Pleno, la Junta de Gobierno Local, los Órganos de estudio, informe y consulta, la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones, y la Comisión Especial de Cuentas. Además, el propio Título X-LBRL establece la existencia de un Consejo Social de la Ciudad y de otros órganos de gestión económico-financiera y presupuestaria, de gestión tributaria, de control interno y de resolución de reclamaciones económico-administrativas.

Desde el punto de vista de la estructura territorial de estos Municipios, es destacable la figura de los Distritos, con órganos de gestión desconcentrada.

  c) ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO CONCRETOS DE ESTOS MUNICIPIOS

1.- EL ALCALDE.

En estos Municipios, el Alcalde ostenta la máxima representación del Municipio y es responsable de su gestión política ante el Pleno. Tiene el tratamiento de Excelencia.

En particular, corresponde al Alcalde el ejercicio de las siguientes funciones:

• Representar al Ayuntamiento.

• Dirigir la política, el gobierno y la administración municipal, sin perjuicio de la acción colegiada de colaboración en la dirección política que realice la Junta de Gobierno Local.

• Establecer directrices generales de la acción de gobierno municipal y asegurar su continuidad.

• Convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Junta de Gobierno Local, y decidir los empates con voto de calidad.

• Nombrar y cesar a los Tenientes de Alcalde y a los Presidentes de los Distritos.

• Ordenar la publicación, ejecución y cumplimiento de los acuerdos de los órganos ejecutivos del Ayuntamiento.

• Dictar bandos, decretos e instrucciones.

• Adoptar las medidas necesarias y adecuadas en casos de extraordinaria y urgente necesidad, dando cuenta inmediata al Pleno.

• Ejercer la superior dirección del personal al servicio de la Administración municipal.

• La jefatura de la Policía Municipal.

• Establecer la organización y estructura de la Administración municipal ejecutiva, sin perjuicio de las competencias del Pleno.

• El ejercicio de acciones judiciales y administrativas en materias de su competencia y, en caso de urgencia, en materias de competencia del Pleno, dando cuenta al mismo.

• Las facultades de revisión de oficio de sus propios actos.

• La autorización y disposición de gastos en las materias de su competencia.

• Las demás que le atribuyan expresamente las leyes y aquellas que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas asignen al Municipio y no se atribuyan a otros órganos municipales.

Con carácter general, el Alcalde puede delegar, mediante Decreto, las competencias anteriores en la Junta de Gobierno Local, en sus miembros, en los demás Concejales y, en su caso, en los Coordinadores Generales, Directores Generales u órganos similares, salvo las más importantes, que no son delegables (la función de dirección municipal, el nombramiento de Tenientes de Alcalde y Presidentes de Distrito, las medidas de urgencia, la jefatura de la Policía Municipal, la de convocar y presidir la Junta de Gobierno Local, decidir los empates con su voto de calidad y la de dictar bandos; las relativas a establecer las directrices del gobierno municipal y la estructura y organización de la Administración sólo son delegables en la Junta de Gobierno Local).

2- EL PLENO.

El Pleno del Ayuntamiento en estos Municipios, como en los restantes, está formado por el Alcalde y los Concejales. El Pleno es el órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el gobierno municipal.

Este órgano será convocado y presidido por el Alcalde, salvo los supuestos previstos legalmente, al que corresponde decidir los empates con voto de calidad. No obstante, el Alcalde puede delegar exclusivamente la convocatoria y la presidencia del Pleno, cuando lo estime oportuno, en uno de los Concejales.

El Pleno Municipal se dotará de su propio Reglamento, que tendrá naturaleza de Orgánico. No obstante, la regulación de su organización y funcionamiento podrá regularse, también, en el Reglamento Orgánico Municipal.

Corresponden al Pleno las siguientes atribuciones:

• El control y fiscalización de los Órganos de gobierno.

• La votación de la moción de censura al Alcalde y, en su caso, de la cuestión de confianza planteada por éste.

• La aprobación y modificación de los Reglamentos de naturaleza orgánica; teniendo, en todo caso, esta naturaleza:
• La regulación del Pleno.

• La regulación del Concejo Social de la Ciudad.

• La regulación de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones.

• La regulación de los Órganos complementarios y de los procedimientos de participación ciudadana.

• La división del Municipio en Distritos, y la regulación de sus órganos.

• La determinación de los niveles esenciales de la Organización municipal: Áreas de Gobierno, Coordinadores Generales, Direcciones Generales y similares.

• La regulación del Órgano de resolución de las reclamaciones económico-administrativas.

• La aprobación y modificación de las ordenanzas y reglamentos municipales.

• Los acuerdos relativos a:

• La delimitación y alteración del término municipal.

• La creación o supresión de Entidades de ámbito inferior al Municipio.

• La alteración de la capitalidad del Municipio.

• El cambio de denominación del Municipio o de esas Entidades.

• La adopción o modificación de su bandera, enseña o escudo.

• Los acuerdos sobre participación u organizaciones supramunicipales.

• La determinación de los recursos propios de carácter tributario.

• La aprobación de:

• Los Presupuestos municipales.

• La plantilla de personal

• La autorización de gastos en las materias de su competencia.

• La Cuenta General del ejercicio correspondiente.

• La aprobación inicial del Planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de Planes y otros instrumentos urbanísticos.

• La transferencia de funciones o actividades a otras Administraciones Públicas, así como la aceptación de delegaciones y encomiendas de gestión.

• La determinación de las formas de gestión de los servicios, así como el acuerdo de creación de Entes públicos instrumentales.

• Las facultades de revisión de oficio de sus propios actos y disposiciones de carácter general.

• El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa jurídica del Pleno en las materias de su competencia.

• Establecer el régimen retributivo de los miembros del Pleno, de su Secretario General, del Alcalde, de los miembros de la Junta de Gobierno Local y de los órganos directivos municipales.

• El planteamiento de conflictos de competencia a otras Entidades Locales y a otras Administraciones Públicas.

• Acordar la iniciativa para que el Municipio sea incluido en el régimen previsto en el Título X como Municipio de Gran Población.

• Las demás que expresamente le confieran las leyes.

El sistema normal de adopción de acuerdos es por mayoría simple, si bien en algunos casos se exige la mayoría absoluta (reglamentos de naturaleza orgánica; los acuerdos sobre alteración y delimitación del término municipal, creación de Entidades inferiores al Municipio, etc.; los acuerdos sobre participación en organizaciones supramunicipales; la transferencia de funciones y actividades, y la aceptación de delegaciones y encomiendas de gestión; la iniciativa para integrarse en el régimen de Municipios de Gran Población, y los acuerdos sobre instrumentos urbanísticos señalados en la lista anterior).

Se permite la delegación de competencias del Pleno en favor de las Comisiones del Pleno previstas legalmente (en los casos de aprobación y modificación de ordenanzas y reglamentos; la determinación de las formas de gestión de servicios y la defensa del Pleno, y el planteamiento de conflictos, según la lista citada).

En efecto, la LBRL establece que el Pleno contará, en su organización interna, con Comisiones formadas por los miembros que designen los grupos políticos en proporción al número de Concejales que tengan en el Pleno.

Estas Comisiones ostentan las siguientes funciones:

• estudio, informe o consulta de los asuntos que hayan de ser sometidos al Pleno;

• seguimiento de la gestión del Alcalde y del equipo de gobierno, sin perjuicio de las competencias del Pleno; y

• aquellas que el Pleno les delegue.

Al funcionamiento de estas Comisiones se le aplican las disposiciones relativas al Pleno sobre sesiones plenarias, constitución y clases de votaciones, previstas en el art. 46-LBRL.

Junto a las Comisiones, la LBRL preve la figura del Secretario General del Pleno, que lo será también de las Comisiones.

El Secretario General del Pleno ostenta las siguientes funciones:

• Redacción y custodia de las actas, y su supervisión y autorización, con el visto bueno del Presidente del Pleno.

• Expedición de certificados de actas y acuerdos, con el visto bueno del Presidente.

• La asistencia al Presidente del Pleno, en relación a la convocatoria de las sesiones, debates, votaciones y otros trabajos del Pleno y de las Comisiones.

• Comunicación, publicación y ejecución de los acuerdos plenarios.

• Asesoramiento legal al Pleno y a las Comisiones, que será preceptivo en estos supuestos:

- Cuando lo ordene el Presidente o lo solicite un tercio de sus miembros con antelación suficiente.
- En los supuestos en que se exija una mayoría especial.
- Cuando lo exija una ley, en materias de competencia del Pleno.
- En casos de control y fiscalización de los órganos de gobierno, cuando lo solicite el Presidente o la cuarta parte, al menos, de los Concejales.

Las funciones del Secretario General del Pleno se reservan a funcionarios de Administración Local con habilitación de carácter nacional; correspondiendo su nombramiento al Presidente, de acuerdo con lo establecido en la LBRL.

3.- LOS TENIENTES DE ALCALDE.

El Alcalde podrá nombrar, entre los Concejales que forman parte de la Junta de Gobierno Local, a los Tenientes de Alcalde, que le sustituirán por el orden de su nombramiento, en los casos de vacante, ausencia o enfermedad. Los Tenientes de Alcalde tendrán el tratamiento de Ilustrísima.

4.- LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL.

Es el órgano que, bajo la Presidencia del Alcalde, colabora de forma colegiada en la función de dirección política que corresponde a este y que ejerce las funciones que se verán más adelante.

Corresponde al Alcalde nombrar y separar a los miembros de la Junta de Gobierno Local, cuyo número no podrá exceder de un tercio del número legal de miembros del Pleno, además del Alcalde. Este puede nombrar a personas que no ostenten la condición de Concejales, siempre que su número no supere un tercio de sus miembros, excluido el Alcalde; cuestión que constituye una novedad a resaltar en el régimen local español.

Para la válida constitución de la Junta de Gobierno Local se requiere que el número de sus miembros que sean Concejales sea superior al número de aquellos presentes que no ostenten esta condición.

Todos ellos pueden asistir a las sesiones del Pleno e intervenir en los debates.

La Junta de Gobierno Local responde políticamente ante el Pleno de su gestión de forma solidaria, sin perjuicio de la responsabilidad directa de sus miembros.

Esta Junta, internamente, cuenta con una Secretaría, que corresponderá a uno de sus miembros que sea Concejal, designado por el Alcalde, y con funciones de redactar las actas y certificar sus acuerdos.

Además, existirá un Órgano de apoyo a la Junta de Gobierno Local y al Secretario de la misma, cuyo titular será nombrado entre funcionarios de Administración Local con habilitación nacional, y cuyas funciones son: asistencia al Secretario de la misma; remisión de las convocatorias de las sesiones a sus miembros; archivo y custodia de las convocatorias, órdenes del día y actas; velar por la correcta y fiel comunicación de sus acuerdos.

La Junta de Gobierno Local tiene las siguientes atribuciones:

• La aprobación de los proyectos de ordenanzas y de los reglamentos, incluidos los orgánicos, excepto los relativos al Pleno y a sus Comisiones.

• La aprobación del proyecto de presupuesto.

• La aprobación de los proyectos de instrumentos de ordenación urbanística cuya aprobación definitiva o provisional corresponda al Pleno.

• La aprobación de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no atribuidos al Pleno, así como los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización.

• La concesión de cualquier tipo de licencia, salvo atribución legal expresa a otro órgano.

• Las contrataciones y concesiones, ampliaciones y modificaciones, así como la concertación de operaciones de crédito, de acuerdo con el Presupuesto y las Bases de Ejecución.

• El desarrollo de la gestión económica, autorizar y disponer de gastos, previamente autorizados por el Pleno, y la gestión de personal.

• En materia de personal, le corresponden aprobar o adoptar:

- La relación de puestos de trabajo.
- Las retribuciones del personal, de acuerdo con el Presupuesto.
- La oferta de empleo público.
- Las bases de las convocatorias de selección y provisión de puestos de trabajo.
- El número y régimen del personal eventual.
- La separación del servicio de los funcionarios.
- El despido del personal laboral.
- El régimen disciplinario.
- Otras decisiones no atribuidas expresamente a otros Órganos.

• El nombramiento y cese de los titulares de los órganos directivos de la Administración Municipal.

• El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas en materia de su competencia.

• Las facultades de revisión de oficio de sus propios actos.

• Ejercer la potestad sancionadora, salvo que se atribuya legalmente a otro órgano.

• Las demás que le corresponden de acuerdo con las disposiciones legales vigentes.

La Junta de Gobierno Local podrá delegar en los Tenientes de Alcalde, en los demás miembros de la Junta, en los demás Concejales, en los Coordinadores Generales, Directores Generales u órganos similares las funciones relativas a la concesión de licencias; las contrataciones y concesiones, y operaciones de crédito; el desarrollo de la gestión económica y de personal; las funciones sobre personal señaladas (salvo aprobar relaciones de puestos de trabajo, las retribuciones del personal, la oferta pública de empleo, el régimen del personal eventual y la separación del servicio de los funcionarios) y ejercer la potestad sancionadora, según los términos establecidos en la lista anterior.

5.- EL CONSEJO SOCIAL DE LA CIUDAD.

Es un órgano necesario en estos Municipios, integrado por representantes de las organizaciones económicas, sociales, profesionales y de vecinos más representativas. Además de las funciones que determine el Pleno mediante normas orgánicas, le corresponde la emisión de informes, estudios y propuestas en materia de desarrollo económico local, planificación estratégica de la ciudad y grandes proyectos urbanos.

6.- LA COMISIÓN ESPECIAL DE SUGERENCIAS Y RECLAMACIONES.

Es un órgano necesario a crear por el Pleno, cuyo funcionamiento se regulará en normas de carácter orgánico, para la defensa de los derechos de los vecinos ante la Administración Municipal.

Esta Comisión estará formada por representantes de todos los grupos políticos del Pleno, de forma proporcional a su número de miembros.

La Comisión tiene las siguientes funciones, para desarrollar su atribución:

• Podrá supervisar la actividad de la Administración Municipal;

• Deberá dar cuenta al Pleno, mediante un Informe Anual, de las quejas presentadas y de las deficiencias observadas en el funcionamiento de los servicios municipales, especificando las sugerencias o recomendaciones no admitidas por la Administración Municipal;

• Realizar informes extraordinarios cuando la gravedad o la urgencia de los hechos lo aconsejen.

Todos los Órganos de gobierno y de la Administración Municipal están obligados a colaborar con la Comisión.

7.- LA ORGANIZACIÓN DE LOS DISTRITOS.

Los Distritos son divisiones territoriales necesarias de estos Municipios, dotados de órganos de gestión desconcentrada, para impulsar y desarrollar la participación ciudadana en la gestión de los asuntos municipales y su mejora, sin perjuicio de la unidad de gobierno y gestión del Municipio.

Corresponde al Pleno su creación, la aprobación de su norma orgánica y la determinación en esta del porcentaje mínimo de los recurso presupuestarios que deben gestionar los Distritos, en su conjunto.

La Presidencia del Distrito corresponderá, en todo caso, a un Concejal.

8.- OTROS ÓRGANOS DE ESTOS MUNICIPIOS.

Además de los anteriores, la LBRL preve, para los Municipios de Gran Población, la existencia de órganos de gestión económico-financiera y presupuestaria (con funciones presupuestarias, de contabilidad, de tesorería y sobre recaudación), de un órgano de gestión tributaria (para la gestión integral del sistema tributario municipal), de un órgano responsable del control y de la fiscalización interna (que desarrollará las funciones interventora, de control financiero y de control de eficacia, y que será la Intervención General Municipal), y de un órgano para la resolución de las reclamaciones económico-administrativas (como órgano especializado en la materia).

Por otra parte, existirá un órgano administrativo responsable de la asistencia jurídica al Alcalde, a la Junta de Gobierno Local y a los órganos directivos, con funciones de asesoramiento jurídico y de la representación y defensa en juicio del Ayuntamiento, cuyo titular será nombrado por la Junta de Gobierno Local.

9.- LA ESTRUCTURA INTERNA DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTOS MUNICIPIOS.

Desde el punto de vista organizativo, la estructura administrativa interna de estos Ayuntamientos distingue entre:

• Órganos superiores: el Alcalde y los miembros de la Junta de Gobierno Local.

• Órganos directivos: los Coordinadores Generales de cada Área o Concejalía, los Directores Generales u órganos similares en las anteriores, el titular de apoyo a la Junta de Gobierno Local y el Concejal-Secretario de la misma, el titular de la asesoría jurídica, el interventor general municipal y, en su caso, el titular del órgano de gestión tributaria.


  D) LA CONFERENCIA DE CIUDADES Y EL OBSERVATORIO URBANO

Como órgano de cooperación y coordinación en esta materia, la LBRL crea, en el seno de la Conferencia Sectorial para Asuntos Locales, la Conferencia de Ciudades, de la que formarán parte la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y los Alcaldes de los Municipios de Gran Población.

Por otro lado, con la finalidad de conocer y analizar la evolución de la calidad de vida en los Municipios de Gran Población, a través del seguimiento de los indicadores que se determinen reglamentariamente, la LBRL preve que el Gobierno creará el Observatorio Urbano, dependiente del Ministerio de Administraciones Públicas.

CONSULTAS DE INTERÉS

1.- CONDICIÓN DE MIEMBROS NO ADSCRITOS A UN GRUPO POLÍTICO (FIGURA INTRODUCIDA POR LA LEY 57/2003, DE 16 DE DICIEMBRE, DE MEDIDAS PARA LA MODERNIZACIÓN DEL GOBIERNO LOCAL).

El Concejal que abandona su Grupo Político (lista por la que fue elegido) no puede formar parte de ningún otro Grupo Político Municipal ni, en particular, del denominado Grupo Mixto, quedando como miembro no adscrito, y, en consecuencia, no tiene derecho a formar parte de los órganos complementarios de la Corporación (tradicionalmente "Comisiones Informativas").

Los derechos económicos y políticos de los miembros no adscritos nunca podrán ser superiores a los que les hubieran correspondido de seguir en su grupo originario, si bien no se les puede privar, como Concejales que forman parte del Pleno, de intervenir y votar en el mismo, debiéndose garantizar su participación a fin de que puedan ejercitar el derecho fundamental que le corresponde en virtud del artículo 23-3º de la Constitución.

2.- ÓRGANOS COMPLEMENTARIOS DE ESTUDIO, INFORME, PROPUESTA Y CONTROL DE LA GESTIÓN DEL ALCALDE, DE LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL Y DE LOS CONCEJALES DELEGADOS

Las tradicionales "Comisiones Informativas" que la Ley 11/1999, de 20 de Abril, derivada del Pacto Local, denominó Órganos complementarios de estudio, informe, propuesta y control, han tenido una importante modificación en virtud de la Ley 57/2003, de 16 de Diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local, toda vez que en la composición de estos Órganos vuelve a introducir el criterio de la proporcionalidad en función del número de Concejales de cada Grupo político constituido en el Pleno.

La aplicación de criterios proporcionales en la composición de los Órganos complementarios puede ocasionar muchos problemas prácticos tanto mayores cuanto más reducido sea el número de representantes a elegir, puesto que el respeto a ultranza de la proporcionalidad conduciría al absurdo de que cada "Comisión", estaría formada por todos los componentes del Pleno.

Por ello, no puede entenderse de una forma estricta y matemática debiendo existir un margen de flexibilidad siempre y cuando no llegue a alterarse su propia esencia.

Por otra parte, todos los Grupos políticos por pequeños que sean, incluso los que se integren por un solo miembro, tienen derecho a tener un representante en cada uno de esos Órganos complementarios.

La proporcionalidad, pues, ha de entenderse referida como posible y no como una necesidad absoluta, por lo que siempre serán los Grupos mayoritarios los que deberán "sacrificarse" en beneficio de los Grupos minoritarios ya formen parte del equipo de gobierno o no.

3.- RÉGIMEN RETRIBUTIVO DE LOS MIEMBROS DE LAS CORPORACIONES LOCALES

Estos derechos económicos se regulan principalmente en el artículo 75 de la Ley 7/1985, de 2 de Abril, de Bases de Régimen Local, en su redacción dada por la Ley 14/2000, de 29 de Diciembre. Su establecimiento requiere acuerdo de Pleno por mayoría simple, previsión presupuestaria y publicidad en el Boletín Oficial de la Provincia y en el Tablón de Anuncios del Ayuntamiento.

El régimen será el siguiente:

Dedicación exclusiva: El importe de esta retribución lo señala el Pleno, sin que existan en este momento límites legales en cuanto a su cuantía.

Se trata de una retribución fija y periódica en el tiempo que implica la situación de "alta" en el Régimen General de la Seguridad Social, salvo que el miembro de la Corporación afectado pertenezca a alguna Mutualidad.

La dedicación exclusiva supone que no se puede percibir ninguna cantidad por asistencia a los órganos colegiados de la Corporación, y, asimismo, no se puede ejercer otro tipo de actividad ni percibir otras retribuciones con cargo a los Presupuestos públicos, salvo que, conforme a la Legislación sobre Incompatibilidades, se le autorice otra actividad compatible; entendiéndose, pues, derogado y, por lo tanto, inaplicable el art. 13-3º-ROF, que permitía ejercer actividades marginales cuando el Pleno lo autorizara expresamente.

Además, puede percibir indemnizaciones por los gastos ocasionados en el ejercicio del cargo, previa justificación de los mismos.

Dedicación parcial. El importe de esta retribución fija y periódica en el tiempo lo determina el Pleno en función del tiempo de dedicación.

Implica, asimismo, la situación de "alta" en el Régimen General de la Seguridad Social, salvo que el afectado pertenezca a alguna Mutualidad.

La dedicación parcial al Ayuntamiento es compatible con otro tipo de actividades en el sector público o en el sector privado siempre que se realice fuera de la jornada legal de trabajo, y no se puede percibir cantidad por asistencia a sesiones de los Órganos colegiados, si bien se pueden percibir las indemnizaciones por los gastos ocasionados en el ejercicio del cargo público.

Asistencias: Son las cantidades que pueden percibir los Concejales por su asistencia a las sesiones de los Órganos colegiados de los que formen parte.

No se pueden percibir por aquellos miembros de la Corporación que desempeñan sus cargos en régimen de dedicación exclusiva o parcial respecto de los Órganos de la propia Corporación, pero no de otros como Mancomunidades, Consorcios, etc. No tiene el concepto de retribución, ni implica "alta" en Seguridad Social, y, por lo tanto, es compatible con el ejercicio de cualquier tipo de actividades o profesiones, sin perjuicio de su tratamiento fiscal. Su importe lo fija el Pleno, sin que puedan establecerse diferentes cuantías en función de que el Concejal forme parte o no del equipo de gobierno, toda vez que el motivo de su percepción es la asistencia a los Órganos colegiados de que se forme parte.

Indemnizaciones: Las pueden percibir todos los miembros de la Corporación, tengan o no dedicación exclusiva o parcial, a fin de compensar el menoscabo económico que ocasione el ejercicio del cargo, siempre que se acredite la realización del gasto con ocasión de su ejercicio. No tiene, por lo tanto, carácter retributivo sino compensatorio, previa justificación, en la cuantía señalada, con carácter general, para el personal al servicio de las Administraciones Públicas, aunque el Pleno puede realizar algunas adaptaciones a las necesidades concretas que se puedan plantear.

4.- DESIGNACIÓN DE LOS MIEMBROS DE LAS MESAS ELECTORALES

Tal y como tiene manifestado la Junta Electoral Central en numerosos Acuerdos, la designación de los miembros de las Mesas Electorales corresponde al Ayuntamiento en Pleno, y no a una Comisión designada por los mismos ni tampoco al Alcalde o miembro de la Corporación en quien delegue, ostentando las Juntas Electorales de Zona una mera función de supervisión.

En caso de incumplimiento de la obligación de formación de las Mesas, en virtud de sorteo público celebrado por el Pleno del Ayuntamiento, la Junta Electoral de Zona puede adoptar todas las medidas que considere oportunas a dicho efecto, incluyendo la de ordenar la repetición de dicho sorteo para su celebración conforme a las directrices que asimismo dicte.

5.- FALLECIMIENTO, INCAPACIDAD O RENUNCIA DE CONCEJAL

La modificación operada en el artículo 182-2º-LOREG por la Ley Orgánica 1/2003, de 10 de Marzo para la Garantía de la Democracia en los Ayuntamientos y la Seguridad de los Concejales, se concreta (según Instrucción de la Junta Electoral Central, de 10 de Julio de 2003, sobre Sustitución de Cargos Representativos Locales) en lo siguiente:

Sustitución mediante candidatos siguientes o suplentes: el procedimiento sigue siendo el mismo, a saber, el Pleno de la Entidad local de la que forme parte tomará conocimiento de la misma (renuncia, fallecimiento, etc), remitiendo certificación del acuerdo adoptado a la Junta Electoral de Zona durante su período de mandato (100 días) y una vez concluido este a la Junta Electoral Central, a los efectos de proceder a la sustitución, indicando el nombre de la persona que, a juicio de la Corporación, corresponde cubrir la vacante, siendo posible que la persona llamada a cubrir la vacante, renuncie a su vez a ser proclamado electo, debiéndose remitir a la Junta Electoral competente el escrito de renuncia. La Junta Electoral expedirá la credencial a favor del candidato al que corresponda cubrir la vacante, remitiéndola a la Corporación que habrá de notificar fehacientemente al interesado dicha recepción.

La novedad se encuentra en que, en el supuesto de que producida la vacante, la Corporación no tome conocimiento de la misma, el representante de la candidatura o partido afectado, podrá ante la inactividad municipal, una vez pasados diez días naturales, ponerlo en conocimiento de la Junta Electoral competente para que ésta, previa audiencia por cinco días a la Corporación, proceda a expedir la credencial al candidato que corresponda; pudiendo actuar del mismo modo si la Corporación no remite a la Junta Electoral competente la renuncia anticipada de un candidato.

Sustitución en caso de agotamiento de listas de candidatos y, en su caso, suplentes: Si, conforme a la previsión anterior, no quedan candidatos o suplentes a nombrar, las vacantes deben cubrirse ahora por ciudadanos mayores de edad no incursos en causa de inelegibilidad designados por los partidos, coaliciones, federaciones o agrupaciones de electores cuyos concejales hayan de ser sustituidos, realizándose la oportuna comunicación a la Junta Electoral que corresponda, acompañando a la misma fotocopia simple del D.N.I. de la persona propuesta, escrito firmado por la misma en la que declare bajo juramento no estar sujeto a pena de inhabilitación, no estar incursa en actos de inelegibilidad, y no haber sido candidato o suplente de la lista ni haber renunciado al cargo, aceptando además, expresamente su designación. La Junta Electoral realiza publicación en el Diario oficial que corresponda, para que, en el plazo de dos días, desde la misma se puedan denunciar irregularidades que impidan el nombramiento de la persona propuesta, dando traslado de las irregularidades a la entidad política afectada para que en el mismo plazo puedan alegar lo conveniente o subsanar los defectos, procediendo la Junta Electoral a adoptar la resolución procedente, expidiendo la correspondiente credencial de concejal.

Comisión Gestora: A partir de la modificación legislativa comentada, se constituirá una Comisión Gestora en el caso de que el número de hecho de miembros elegidos llegue a ser inferior a la mitad del número legal de miembros de la Corporación.

Dicha Comisión Gestora estará integrada por todos los miembros de la Corporación que continúen y los ciudadanos que hubiesen sido designados conforme a lo referido en el apartado anterior.

6.- RENUNCIA, FALLECIMIENTO O INCAPACIDAD DE CONCEJAL DE UN MUNICIPIO CON POBLACIÓN COMPRENDIDA ENTRE 100 Y 250 HABITANTES

En el supuesto de renuncia, fallecimiento o incapacidad de un Concejal de un municipio que tenga una población comprendida entre 100 y 250 habitantes, la credencial de nuevo Concejal para la vacante debe ser expedida a favor del candidato siguiente que más votos haya obtenido y no a favor del candidato de la misma entidad política.

En el supuesto de que como consecuencia de lo anterior, los posibles candidatos estuvieran empatados en número de votos populares, la Junta Electoral competente ha de proceder al sorteo entre los mismos, expidiendo ulteriormente la credencial al que resulte elegido.

Si no hay candidatos para cubrir la vacante y el Ayuntamiento tiene un número de Concejales que alcanza las dos terceras partes del número legal de miembros, no ha lugar a sustitución alguna.

7.- PLAZO PARA LA CONVOCATORIA DE SESIONES DEL PLENO

La Ley de Bases de Régimen Local, sin hacer distinción entre sesiones ordinarias y extraordinarias, establece que las sesiones plenarias han de convocarse, al menos, con dos días hábiles de antelación (excluyéndose del cómputo los domingos y los declarados festivos).

En relación al cómputo de los dos días hábiles, ha de tenerse en cuenta que el plazo empieza a contarse a partir del día siguiente a la notificación, y debiendo transcurrir entero el día final, dado el sistema de cómputo civil para los plazos por días, entre convocatoria y sesión deberán transcurrir dos días hábiles enteros, de forma que si la sesión ha celebrarse el día 8 de un determinado mes (martes), siendo el día 6 (domingo), la convocatoria debe hacerse, lo más tarde, el día 4 (viernes), puesto que deben transcurrir por entero dos días hábiles (sábado, día 5, y lunes, día 7).

Respecto de las sesiones extraordinarias urgentes, la Ley de Bases sólo se refiere a ellas para suprimir el plazo de dos días hábiles en su convocatoria, exigiendo únicamente que el carácter de urgente debe ser ratificado por el Pleno, bastando para ello la mayoría simple.

En estas sesiones no se señala antelación alguna, por lo que se entiende que bastará la precisa para garantizar la entrega de la convocatoria y la asistencia a la sesión de todos sus miembros.

8.- CONVOCATORIA DE SESIÓN EXTRAORDINARIA A SOLICITUD DE LOS MIEMBROS DE LA CORPORACIÓN

El Presidente de la Corporación convocará sesión extraordinaria cuando lo solicite al menos, la cuarta parte del número legal de los miembros de la Corporación.

En cuanto a los plazos a tener en cuenta en este supuesto, hay que distinguir tres períodos de tiempo:

• El plazo de cuatro días que tiene el Alcalde para convocar, a contar desde la solicitud.

• El plazo de quince días para la celebración de la sesión desde que fue solicitada (si no fuera así, el Pleno quedará automáticamente convocado para el décimo día hábil siguiente al de la finalización del plazo de quince días).

• Antelación de dos días

9.- ASUNTOS NO INCLUIDOS EN EL ORDEN DEL DÍA

Sólo en las sesiones ordinarias pueden tratarse asuntos no incluidos en el orden del día, siempre que, previamente, se declare su urgencia, debidamente justificada o motivada.

Es requisito imprescindible, pues, la especial y previa declaración de urgencia, acordada por mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación, sin cuyo requisito los acuerdos están viciados de nulidad.

Esta posibilidad no existe en las sesiones extraordinarias, toda vez que, en las mismas, se prohíbe que puedan tratarse asuntos distintos a los expresados en la convocatoria.

10.- QUÓRUM DE ADOPCIÓN DE ACUERDOS POR EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO

Se producen dos modificaciones importantes, en virtud de la Ley 57/2003, de 16 de Diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local:

• La desaparición del quórum reforzado de los dos tercios del número de hecho que suponga, en todo caso, la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación, que se exigía para la adopción de aquellos acuerdos de mayor trascendencia por afectar a elementos esenciales del municipio (alteración de términos municipales, nombre y capitalidad etc), pasando para estas materias que lo requerían, a adoptarse los acuerdos por mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación.

Se suprime el quórum del voto favorable de la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación para la aprobación de las ordenanzas fiscales, cuya aprobación, en consecuencia, sólo requiere el de la mayoría simple de los miembros presentes, esto es mayor número de votos afirmativos que negativos siendo posible el voto de calidad del Alcalde, que es el quórum requerido para la aprobación de los presupuestos anuales.


Datos de fuentes públicas de la Diputación Provincial de Valladolid
Más noticias...
Ministerio del Interior

Registro de Alcaldes

Condiciones Generales de Contratación | Política de confidencialidad | Condiciones de Uso                          © Copyright 2009, Central de Recursos en Internet, S.L.U.